Historia Militar de España.
Historia Militar de España.
Para darla a conocer.




Responder al tema
"Bravuconadas de los españoles" (Sr de Brantôme)
Amenofis



Registrado: 23 Ene 2011
Mensajes: 55


Responder citando
Recogemos aquí fragmentos de este libro, que escribió en el siglo XVI el francés Pierre De Boudeille, señor de Brantôme (1540-1614), y que ha traducido al español recientemente Pío Moa.

Pienso que estos textos son muy significativos, viniendo, además, de un francés (no hay que olvidar que, en aquellos años, Francia y España eran enemigos). Por ello, tiene tanto más mérito viniendo de un contrario.
+++

"Las fanfarronadas españolas superan a las de cualquier otra nación, tanto que debe reconocerse que la nación española es brava, bravucona y valerosa, y de genio vivo y hábil para improvisar frases con ingenio..."
++

“... A ellos se ha debido y se debe que el gran rey de España inspire terror a todos sus enemigos, ocultos o descubiertos, y que cuando se divulga la presencia de tan solo ocho mil soldados españoles nativos en su ejército, sus enemigos se retiren y abandonen el campo.

Y lo más notable de todas estas hazañas es que no las han llevado a cabo grandes masas de hombres, sino tropas reducidas; porque nunca se han hallado diez mil españoles juntos en una ocasión, que la mayor no pasaban de ocho o nueve mil, de los cuales nunca quedaron tendidos los cadáveres de más de tres mil...”.

++

En esta escena, hablan dos soldados entre sí. Uno dice:

"...á manera de los antiguos soldados y legionarios romanos, á los quales se pueden igualar en todo: de modo que ahora la Flandes no ha que temer, pues que esta brava cavalleria está juntada en nuestra infantería española, que se puede decir la flor de todas las otras naciones, sin gastar (digo yo) la honra de los soldados franceses, que en verdad bravos son.

Mas adonde son los soldados españoles, todos con razón deben callar, como Vuestra Magestad lo puede bien saber, y porque los habéis practicado y tratado, como yo los conosco en suo trage y hablar soldadesco..."
++

_________________
A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privado
Amenofis



Registrado: 23 Ene 2011
Mensajes: 55


Responder citando
El siguiente texto recoge las reflexiones que se hace el Sr. de Brantôme, tras el diálogo citado en el párrafo previo:

"... por las palabras de este soldado y por la fanfarronada anterior, vemos cómo los soldados españoles se han atribuido siempre la gloria de ser los mejores entre todas las naciones. Y por cierto, no les falta base para tal opinión y confianza, porque a sus palabras les han acompañado de los hechos. Pues son ellos los que en los últimos cien o ciento veinte años han conquistado por su valor y su virtud, las Indias Occidentales y Orientales, que forman un mundo completo.

Ellos son los que tantas veces nos han combatido, batido y rebatido en el Reino de Nápoles, expulsándonos finalmente de allí.

Y otro tanto han hecho en Milán cuya ocupación tanta sangre y recursos nos había costado, y nos han frustrado arrebatándonos nuestro antiguo patrimonio.

Y no contentos con los bienes que nos quitaron, pasaron a Flandes y vinieron a Francia para intentar expulsarnos de nuestros hogares, y si bien no lo lograron, nos han causado grandes males, nos han tomado ciudades y ganado batallas y han hecho perecer a no sé cuantos cientos de miles de los nuestros, aunque también nosotros hemos hecho morir a muchos de los suyos.

Ellos son los que han triunfado sobre los alemanes y les han puesto el yugo en la guerra de Alemania, cosa no oída ni vista ni realizada desde el gran Julio Cesar y otros grandes emperadores romanos.

Ellos son los que, siguiendo la divisa de su gran emperador Carlos de avanzar más allá, han cruzado el mar y caído sobre África y tomado su principal ciudad y fortaleza, Túnez y la Goleta.

Ellos son los que han pasado a Berbería y tomado el reino de Orán, las ciudades de África y de Trípoli, Vélez y su peñón, y que más hubieran logrado sin el bárbaro elemento del mar y del cielo, no más suave ni piadoso uno que el otro, que les detuvo con su emperador, privándoles de la ocasión de tomar el reino de Argel, el cual hubieran ganado sin la menor duda, si aquellos elementos hubieran querido favorecer, por poco que fuese, tal empresa.

Son ellos quienes con unos puñados de tropas instaladas en las ciudadelas, roques y castillos, mantienen bajo rienda e imponen la ley a los potentados de Italia y a los estados de Flandes y en diversos lugares de la Cristiandad, incluso en Berbería y Morea, y otros países infieles, y hasta en Transilvania con el valiente Castaldo y en Hungría y en Bohemia.

Son ellos los que hacían sentirse invencible al emperador Carlos cuando, en lo más apurado de sus negocios y batallas, sobre cuyo valor arriesgaba su persona y su imperio y todos sus bienes, y decía a menudo que la suma de sus guerras era puesta en las mechas encendidas de sus arquebuzeros españoles.

Pues por cierto, en este tiempo ellos se han llevado la palma en el uso del arcabuz, cuyo arte y primeras lecciones nos han enseñado a los franceses, ya que antes sólo usábamos ballesta y nos faltaba el ingenio de apropiarnos y acomodarnos a los arcabuces.

Ellos son los que en nuestro tiempo y ante nuestros ojos, han devuelto en un santiamén a su señor natural todo el Flandes en rebeldía, bajo el mando del gran duque de Alba, al que llamaban su padre.

En esta misma guerra de Zelanda, ellos, en número de mil a mil doscientos, atravesando un brazo de mar de un cuarto de legua de ancho en marea baja, sin otras armas que las espadas que llevaban entre los dientes, atacaron a cuatro o cinco mil zelandeses de las milicias comunales, que les esperaban apostados en la otra orilla y los destrozaron. ¡Milagro grande, en verdad!...."

+++

_________________
A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privado
Amenofis



Registrado: 23 Ene 2011
Mensajes: 55


Responder citando
En este texto, Brantome escribe que, en una "encamisada" de los españoles contra los protestantes en Flandes, uno de los soldados españoles preguntó a sus compañeros que cuántos enemigos tenían enfrente. Y obtuvo la siguiente respuesta:

"¡Vete al diablo con tu cuestión!. Y cuenta y di más bien: vayamos a por ellos, sean los que sean!."
+++

Así las gastaban nuestros mayores, y de sus esfuerzos salió el patrimonio (cultural y material, individual y colectivo) que nos dejaron, y que se llama España.

_________________
A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privado
Amenofis



Registrado: 23 Ene 2011
Mensajes: 55


Responder citando
La siguiente cita no es de Brantôme, pero puede ponerse aquí, con toda justicia.

El texto está sacado del libro "Tercios de España", de Fernando Martínez Laínez y Jose María Sánchez de Toca. El comentario lo hace un francés, a quien no identifican, pero que tuvo que ser soldado, por la forma en que se expresa.

"....se baten espada en mano, no retroceden jamás; paran el golpe con el puñal que llevan siempre y cuando hacen con él el gesto de tirar al cuerpo debéis desconfiar de la cuchillada; y cuando os amenzan con la cuchillada, debéis creer que quienes alcanzaros al cuerpo [...] son temibles con la espada en la mano a causa de sus puñales [...] he visto varias veces a tres o cuatro españoles hacer huir a varios extranjeros y echarlos por delante de ellos como a un rebaño de corderos..."

Pérez-Reverte, en su serie del capitán Alatriste, describe cómo se manejaban los españoles con la espada y la daga.

La espada (a la que llamaban, familiarmente, "toledana" -por su origen en los talleres de espadas de Toledo- o "herruza") la manejaban con su mano diestra. El otro brazo no les valía solo para protegerse (con un pequeño escudo, o con la capa rodeada al brazo), sino que utilizaban también una daga, tipo "vela" (a la que llamaban "vizcaína", "quitapenas", o "misericordia" -estos últimos nombres, porque la utilizaban para dar el golpe final-). Llevaban la daga en la espalda, a la altura de los riñones, y la empuñaban o guardaban con gran rapidez.
+++

_________________
A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privado
"Bravuconadas de los españoles" (Sr de Brantôme)

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Responder al tema  


Crear foro | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para hosting especialidado en foros phpbb ssd en Desafiohosting.com