Historia Militar de España.
Historia Militar de España.
Para darla a conocer.




Responder al tema
Soneto a los caídos
Amenofis



Registrado: 23 Ene 2011
Mensajes: 55


Responder citando
Soneto a los caídos

Este soneto se recita en todos los actos castrenses en que hay un homenaje explícito a los caídos por España

El texto que estuvo presente desde su implantación hasta 2004 decía así:

Versión vigente hasta 12-10-2004

Lo demandó el Honor y obedecieron.
Lo requirió el Deber y lo acataron.
Con su sangre la Empresa rubricaron.
con su esfuerzo la Patria engrandecieron.

Fueron grandes y fuertes, porque fueron
fieles al Juramento que empeñaron.
Por eso como valientes lucharon
y como Héroes murieron.

Por la Patria morir fue su destino;
querer a España, su pasión eterna;
servir en los Ejércitos, su vocación y sino.

No quisieron servir a otra Bandera.
No quisieron andar otro camino.
No supieron morir de otra manera.

Como puede verse, ya habían dado unos cuantos golpes bajos a la rima, de forma que había versos que no daban las once sílabas (los sonetos son ENDECASÍLABOS, por definición).

Desde su publicación en 1943, ha tenido varias modificaciones menores, desde el momento en que el Ejército lo adoptó como oración, y siempre sirviendo a las conveniencias políticas de cada momento.

En la medida de lo posible, intentaré encontrar toda la trayectoria de modificaciones que ha sufrido el soneto original, pero, de momento, pondré sólo la anterior, y la actual (vigente desde 2004). Invito al resto del foro a completar esta trayectoria con la información que cada uno pueda ofrecer.

_________________
A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privado
Amenofis



Registrado: 23 Ene 2011
Mensajes: 55


Responder citando
Versión vigente desde 12-10-2004

El último crimen que ha sufrido este "sufrido" (valga la redundancia) soneto es el ya citado del actual gobierno Rodríguez Zapatero. Se produjo a iniciativa de Bono, en su paso por el Ministerio de Defensa, en un claro desprecio a su autor (luego dicen que defienden los derechos de los autores). Él, personalmente, se metió a poeta (y es que su afán totalitario les lleva a meter las narices en todo).

Los cambios fueron:

- Suprimir la alusión a la bandera, para que (según las propias palabras de Bono) "no haya guerras de banderas, ni la constitucional, ni la modificada ni las de otras épocas". En fin, una utopía paranoica más de estas gentes.

- Sustituir el verso "no supieron morir de otra manera" ya que, según Bono, "alguien podía incomodarse" (en alusión al siniestro del Yak 42, en el que murieron varias decenas de militares españoles que regresaban de la guerra de Afganistán).

- Cambiar la mención al juramento. Así, según Bono, se hace mención a "todos los que sirvieron a sus ideales con honor", fueran los que fueran (no sé si se refiere a los ideales, o a los que los sirvieron), y tanto si juraron, como si prometieron, como si no hicieron ni lo uno ni lo otro.

Por último, remató su argumentación saliendo al paso de aquellos que "puedan encontrar en las modificaciones intenciones distintas" (en labios de un político, prueba evidente de que las había).

Después de estos trasquilones, el soneto quedó, a partir de 2004, de la siguiente guisa:

Lo demandó el honor y obedecieron,
lo requirió el deber y lo acataron.
Con su sangre la empresa rubricaron,
con su esfuerzo la Patria engrandecieron.

Fueron grandes y fuertes porque fueron
fieles a los ideales que abrazaron.
Por eso, como valientes lucharon
y como héroes murieron.

Por la patria, morir fue su destino;
querer a España su pasión eterna.
Servir en los Ejércitos, su vocación y sino.

[b]No pudieron servir con más grandeza. [/b]
No quisieron andar otro camino.
No supieron vivir de otra manera.

(Nótese que en el primer verso del segundo terceto se cambia la terminación inicial consonante, por una nueva terminación asonante. Lo que indica la pobrísima sensibilidad intelectual, y la nula capacidad como poeta, del autor de este desaguisado; y es que esta gente cree que cualquieraa vale para cualquier cosa, si tiene la "voluntad política" de ellos para hacerlo; los resultados, a la vista están).

_________________
A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privado
Amenofis



Registrado: 23 Ene 2011
Mensajes: 55


Responder citando
Hace cinco meses (octubre 2010), volví a escuchar este soneto oración a los caídos y volví a cantar "La muerte no es el final". Era el XVIII Día de la Milicia Universitaria. El lugar, Camposoto (S.Fernando, Cádiz), sede actual del RACTA nº 4 y del Centro de formación de reservistas.

Y me llevé una gran alegría, al oir "No quisieron servir a otra Bandera", en vez de la versión Bono "No pudieron servir con más grandeza".

Parece que, por esta vez, el sentido común, la estética, y las reglas de la versificación se han impuesto a la chapucera "voluntad política".

Desde luego, el soneto sigue imponiendo y emocionando, a pesar de los trasquilones que le han dado y que aún le pudieren dar.

_________________
A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privado
Amenofis



Registrado: 23 Ene 2011
Mensajes: 55


Responder citando
Historia del soneto

A diferencia de otras expresiones (y canciones) tradicionales en nuestra milicia, este soneto, que se ha convertido en la oración oficial a los caídos en nuestros ejércitos, y que precede al canto de "La muerte no es el final" sí tiene autor.

Surgió tras la Cruzada de Liberación de 1936-39. Su autor, Martín Garrido Hernando, un olvidado poeta burgalés, tradicionalista y combatiente del Requeté en la Cruzada.

No sabemos cuándo lo compuso, pero sí cuándo se hizo público. Fue el 10 de Marzo de 1943, día de los Mártires de la Tradición, celebración de la Comunidad tradicionalista en que se recuerda la muerte del primer rey carlista, don Carlos V.

Martín Garrido se alistó voluntario en el Tercio «Burgos-Sangüesa», con 40 años de edad, y casado desde hacía tiempo.

El nombre, y el texto original del soneto (luego retocado y adaptado) era el siguiente:

Mártires de la Tradición

Lo demandó el Honor y obedecieron;
lo requirió el Deber y lo acataron;
con su sangre la empresa rubricaron;
con su esfuerzo, la Patria redimieron.

Fueron grandes y fuertes, porque fueron
fieles al juramento que empeñaron.
Por eso, como púgiles lucharon,
por eso como mártires murieron.

Inmolarse por Dios fue su destino;
salvar a España, su pasión entera;
servir al Rey, su vocación y sino.

¡No supieron querer otra Bandera!,
¡no supieron andar otro camino!;
¡no supieron morir de otra manera!.

Fuente: "Lo demandó el honor y obedecieron", en ABC, 29 de marzo de 2006. Autor del artículo: Antonio Burgos.
http://www.antonioburgos.com/abc/2006/03/re032906.html

Otro enlace:

Círculo carlista San Mateo:
http://www.lavoz.circulocarlista.com/lirica-cancionero/los-demand-el-honor-y-obedecieron

_________________
A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privado
Soneto a los caídos

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Responder al tema  


Crea tu foro | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting ssd en Desafiohosting.com